miércoles, 17 de noviembre de 2010

Aprovechando la estancia de los yayos paternos en casa y que, gracias a ellos, dispongo de un poquito más de tiempo libre en estos, parece que he montado una factoría de fundas para proteger libros. Inspiradas en una idea entresacada de un libro de Martha Stewart, me he estrenado con estas tres, intentando que el tamaño de las mismas fuera lo más normalizado posible para adaptarlas a la mayoría de libros en sus diferentes ediciones. Lo más original de ellas, en mi opinión, es el material en que están fabricadas... retales de mantel de hule. Algunas más están esperando ser terminadas para regalar esta Navidad.
Posted by Picasa

2 comentarios:

anuska dijo...

bueno bueno que artista, ya me dirás como se hace que esto está genial.


¡¡¡¡¡¡¡¡ yo quiero uno¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

un besote.
ana

Yolanda dijo...

¡¡¡Qué chuladaaaaaaaaaaaaaaaa!!!! me encantan...