domingo, 17 de julio de 2011

Con un poquito de retraso...

... aquí os presento mis modestos detalles de fin de curso para la seño de mis chicos mayores.

Unos sencillos Malma acompañados de una tarjeta de agradecimiento por todo el buen hacer de su dulce maestra durante este año, especialmente por su implicación y colaboración con la Diabetes de Tomás, con la que estrenábamos el curso, con incertidumbre y temor. Al final se convirtió una experta en hipoglucemias, intercambios,... ¡Gracias Pilar!

Tal vez ésta sea la última entrada hasta después de las vacaciones, un año más, unas vacaciones un tanto atípicas.

Este año nuestras maletas no sólo incluyen un bañador, ropa fresquita y un buen libro... este año nos llevamos todos nuestros muebles y pertenencias aun lugar algo más alejado que de costumbre y por un tiempo más largo, y es que esta semana estamos de mudanza. Comienza una nueva etapa para la vida de nuestra familia, una etapa llena de ilusión y nuevas experiencias algo más lejos de la familia de lo que estamos acostumbrados: un cambio más de ciudad, pero esta vez también de país y de idioma...

Estrasburgo nos espera por tres años.

Pero antes de instalarnos, pasaremos unos días con la familia y los amigos en nuestra Zaragoza natal. Allí nos bañaremos en abrazos y besos antes de partir hacia nuestro nuevo hogar.

En cuanto sea posible os escribiré para contaros cómo va todo y, por supuesto, no dudéis en escribirme si decidís perderos por Alsacia. Os estaré esperando.

Un abrazo y hasta pronto. ¡Felices vacaciones!
Posted by Picasa

2 comentarios:

junebell dijo...

¡Vaya!!! ¡eso si que es un cambio enorme!! Te deseo todo lo mejor esa nueva etapa, que seguro que va a ser de lo más interesante :-) Ya nos contarás como te haces con el idioma, y con el nuevo ambiente... y los niños! a ellos les vendrá de perlas porque aprenderán un nuevo idioma desde pequeños y de la manera más rápida! :-) A mí que soy tan comodona me da vértigo solo pensarlo! :-)
Besos muy grandes!!!

WINYJACK dijo...

Lindos trabajos y un blog precioso.
Saludos.
Raquel.