martes, 19 de noviembre de 2013

Coucou!!!

Síiiiiiiii!!!!!
Soy yo!!!!!! No, no me he ido, no he cerrado el blog... sólo que "el que mucho abarca, poco aprieta" y la peor parte se la lleva este hijito mío. Más que "Entretelas" podría llamarse "Entretelasdearaña"...

Siempre hago un parón en verano y principio del otoño, pero este año me he alargado más.
Lo cierto, es que muchos días digo: "Bueno, lo mismo, es hora de hacer un punto final en el blog". Luego digo: "Bueno, lo mismo sigo un poquito más".

Pues aquí estoy, después de no sé cuántos meses sin escribir, pero no sin producir.
Y para muestra, un botón.

Aquí traigo finalizada mi "Jelly Girl".
La verdad es que la entrada del post podría bien llamarse "CINCUENTA MESES DESPUÉS". ´¿Por qué? Porque, haciendo cuentas, hace poco más de cincuenta meses que la comencé. Y es que han pasado tantas cosas en este tiempo... Pero, como yo soy persistente y, aunque sea despacito, procuro acabar todo lo que empiezo... Así qué...

Voilà!





 
Y como es mi costumbre, os dejo aquí un poquito de "merienda".
Unos mini Bundt Cake o mini Kougelhopf, o como os apetezca llamarlos, de harina de castañas y pepitas de chocolate.
Extra tiernos y con el sabor especial que les da la castaña.



 
150 gamos de harina de castaña + 50 gramos de harina de trigo (podéis usar únicamente harina de trigo si lo preferís)
200 gramos de azúcar glas (yo utilicé 100 gramos de tagatosa)
200 gramos de mantequilla
4 huevos

200 ml de leche
80 gramos de pepitas de chocolate
una pizca de sal


 
Precalentar el horno a 180 grados.
Fundir la mantequilla y dejarla templar
En un recipiente, mezclar las harinas, el azúcar y la pizca de sal.



Cascar los huevos, separando las yemas de las claras.
Incorporar las yemas a los ingredientes secos.
Añadir la mantequilla.
Añadir la leche.
Mezclar bien todos los ingredientes hasta que la masa resulte homogénea.
 


Montar las claras a punto de nieve e incorporarlas poco a poco a la mezcla anterior, con la ayuda de una espátula.
Añadir las pepitas de chocolate y mezclar delicadamente.
Verter la mezcla en los moldes y hornear durante 20 minutos.
Dejar enfriar... y a degustar.
 
¡Feliz semana!


7 comentarios:

ÑAÑA dijo...

La Jelly Girl fantástica y debe ser muy acogedora, y la "merienda" tiene un aspecto - otra cosa no puedo valorarla -, delicioso. la entrada y las fotos me han encantado, y no es ser cortés.

El Palacio de Martín dijo...

Te ha costado tiempo, pero te ha quedado divina.
Con tu permiso me apunto a un dulce que tienen una pinta riquísima.
Un besazo guapa

M. Engracia dijo...

Que fuerte!!! pero si somos casi vecinas!!!!! Tenemos que quedar!!!!! engraciamusa74@gmail.com

La mujer del fotógrafo es química dijo...

Hola Eva, ¡cuánto tiempo! ¡cómo me alegro de verte aún por aquí!. Me encanta lo bonito que te ha quedado el blog, y la manta, y espero que te pases por aquí más a menudo, aunque te entiendo, porque yo también he tenido un medio parón desde septiembre hasta hace poco. Lo que tu dices, ¡imposible llegar a todo!, ahora tengo dos blogs, ¡que locura!

Y por cierto, que esos bundt me han encantado, pero tengo una duda, ¿la harina de castañas es comprada o la mueles tu?

Mil besos
Cristina

mayte_pequenus dijo...

no nos abandones ,jejejejejeje, aunque sea de tarde en tarde me encanta saber de ti y los tuyos !!!
millones de besets

mari carmen dijo...

¡Pues te habrá costado mucho pero te ha quedado divina! Un abrazo

laboreandovoy dijo...

Pues de casualidad he visto esta entrada!!
Esta manta me encanta, cuanto colorido y que buen trabajo has hecho!!
No importa lo que tardes en hacer las cosas, el resultado ha merecido la pena.
Y estos pastelitos...vamos, para llevárnoslos a casa...durarían nada...jjjjj!!
besos