miércoles, 27 de abril de 2016

Proyectos Exprés

Quienes me seguís a través de Facebook sabéis que procuro realizar pequeños proyectos semanales o quincenales que, personalmente, me ayudan a mantener la motivación con los proyectos más ambiciosos.

No sé si os ocurre a vosotr@s. Me encanta hacer colchas pero, como suponen un proyecto a largo plazo, a veces tengo la impresión de no avanzar y de no obtener resultados. Estos proyectos a corto plazo me dan la inyección de energía necesaria para continuar con aquellos que necesitarán meses para ser finalizados.

Dos de esos pequeños proyectos son estas bolsas (bolsos, neceseres... depende del uso que le dé cada cual) confeccionadas con telas de diferentes colecciones de Tilda, disponibles en nuestra web, y algún que otro resto que andaba por mi "telateca".

Uno de ellos lo hice allá por el mes de enero. Cerrado con cinta o cordón, lo mismo lo podemos usar para guardar alguna pequeña labor, como para llevar la comida al trabajo. o la merienda al parque.



El segundo proyecto, más reciente, es un neceser con cierre de boquilla invisible (también disponible en nuestra web)

No era mi intención hacer un conjunto, pero con los restos de tela del primero pude hacer el segundo... ¡Costura de aprovechamiento!


Mediremos el contorno de la boquilla y cortaremos cuatro piezas de la mitad de la medida de ancho más el margen de costura, dos para el interior y otras dos para el exterior.

En cuanto a la altura necesitaremos tener en cuenta que al hacer el corte triangular de base (que será igual a la medida del lado más corto de la boquilla abierta) perderemos bastante... a gusto del consumidor.

En mi caso, para el exterior utilicé una pieza de unos 66 cms de ancho por uno 30 de alto, y lo mismo para el interior.

Si reforzáis la labor con una boata termoadhesiva finita, el resultado final será mejor.


En cuanto a las piezas donde insertaremos la boquilla, en mi caso, dos tiras de unos 34 centímetros de ancho por 7 centímetros de alto, dobladas por la mitad.  


Resulta práctico coser un par de pequeñas tiras de tela a modo de tirador para facilitar la apertura del neceser.






La colocación de la boquilla no es compleja y resulta rápida, puesto que no hay que coserla.

Tan sólo desmontarla de uno de los extremos e introducirla a través de las dos tiras correspondientes.
Volver a montarla ¡et voilà!






Una vez colocada la boquilla me pareció que le faltaba un poco de vida, así que aproveché algunos pequeños restos de tela para confeccionar una mariposa.









¿Os animáis?


4 comentarios:

Marta FF dijo...

Menudas bolsas preciosas! las telas tilda un acierto, pero tu manufactura es impecable, Felicidades! te he conocido a través de Cosoquetecoso y tienes un blog cuiado y precioso.
besos

Esther Coserconesther dijo...

Que bonito!!!

Ángela dijo...

Que preciosas labores haces. Acabo de conocer tu blog y me está gustando mucho. Tienes muy buen gusto.
La mariposas de adorno que has puesto me encanta. Una gran idea. Sigo viendo tu blog.
Un abrazo
Ángela

Espe dijo...

No me puedo creer que esta maravillosa entrada solo tenga tres comentarios. Donde vamos a llegar. Preciosisimo.