jueves, 23 de febrero de 2017

Labores sencillas

Después de dos meses de letargo voy a intentar "despertar" un poquito mi querido blog.
La rapidez de las redes sociales a la hora de difundir imágenes y texto, me han llevado (o me he dejado llevar) a espaciar las entradas en mi pequeño cuaderno de bitácora... mucho más de lo que me gustaría.


Aquí siento que puedo expresarme con más calma, tanto por escrito como gráficamente.
Me gusta reservar las imágenes tomadas con mi cámara (como diríamos en mi casa "la cámara-cámara") para este espacio, y utilizar las tomadas con el teléfono móvil para Facebook o Instagram.

Digamos que, al menos por mi parte, creo que el blog tiene "más calidad" que la información rápida que comparto en otros rincones de este espacio digital.
Después de todo este preámbulo (son una rollera... lo sé), hoy vengo a enseñaros una labor extremadamente sencilla, pero llena de amor.


Hacía mucho tiempo que quería confeccionar una especie de mantita de viaje para el hombre más importante de mi vida. El mejor ejemplo de vida que conozco. El hombre DIEZ: mi papá.


Quería que fuera algo sobrio, pero no demasiado oscuro... intemporal, no demasiado estacional (aunque me ha quedado bastante otoñal), ligero y, sobre todo, sencillo.
Así que me decidí por una mantita confeccionada con tiras de diferente anchura, y un conjunto de cuatro/cinco telas de mi selección personal de telas básicas y country.

Aproveché la tela más clara para hacer unos pequeños bordados en hilo rústico de lana, para darle un toque diferente.


Para la trasera, nada tan simple como forro polar y un sencillo, rústico y desigual pespunte (bueno, en realidad son bastillas), por todo el borde de la manta.


El resultado, como veis, un sencillo "plaid" para cubrirse en el sofá, en un viaje...

Si os gustan las telas y los hilos que he utilizado en la mantita, os invito a pasar por la web de "Entretelas y Algodones", y a que, si os apetece, hagáis vuestra propia selección de materiales para la realización de esta rápida labor.

Un abrazo.
Eva

6 comentarios:

laboreandovoy dijo...

Me encanta esta manta, sin duda son mis tonos preferidos.
Los bordados añaden un toque muy personal y dulce al trabajo.
Preciosa y entrañable la foto de tu padre con la manta!! estara tan calentito con ella!!
Gracias por compartir.
Besos

Catina dijo...

Me gusta muchísimo cómo te ha quedado. Me parece preciosa y muy fina la combinación de telas y bordados que has elegido. Además me parece un regalo muy, muy tierno.
Bsukos

Arancha Claveria dijo...

Preciosa!! es muy sencilla por eso me encanta y el toque de los bordados es perfecto,felicidades!!
Hasta pronto

Ligia dijo...

Buena combinación de las telas y bordados para esta mantita tan entrañable que seguro tu padre agradece en sus ratitos de frío. Abrazos

Marta FF dijo...

Preciosa la manta con los detalles bordados, se la ve dulce y amorosa!!!
besos

imaginando telas dijo...

Precioso trabajo y muy fino. Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí para seguirte, porque me ha encantado lo poquito que he visto. Felicidades.